fbpx

Fundación UNAM

¿Nuestro cuerpo es asimétrico? ¿Qué significa eso?

Los órganos internos de nuestro cuerpo están colocados asimétricamente. Excepto por raros casos, el hígado siempre está más hacia la derecha, mientras que el estómago y el corazón están siempre situados hacia la izquierda.

No se comprende muy bien cómo ocurre esto ni para qué. La respuesta involucra entender cómo se forman los órganos desde que estamos en el vientre de nuestra madre; cómo se comunican entre ellas las células que nos componen y cómo pueden distinguir el lado izquierdo del lado derecho.

Nuestra simetría bilateral nos hace difícil aprender a diferenciar el lado izquierdo del derecho.

izq_contenido1

En algunas personas y animales, los órganos invierten su posición. El corazón se orienta a la derecha, el hígado a la izquierda, etc. A estas personas se les conoce como situs inversus, mientras que situs solitus son las personas con el acomodo mayoritario.

Los situs inversus son como los automóviles británicos en los que el conductor se encuentra del lado derecho, la guantera del lado izquierdo, pero aparte de eso funcionan perfectamente.

La importancia del acomodo asimétrico de los órganos se manifiesta en las personas que padecen situs ambiguus. Bajo este término se conocen todas las combinaciones en las que la orientación de los órganos difiere de los situs solitus o inversus.

izq_contenido2

Por ejemplo, pueden tener un corazón orientado a la derecha como en una persona situs inversus, pero pulmones o hígado como los de una persona situs solitus. En nuestra analogía automotriz, esto sería algo así como tener los pedales en el lado derecho y el volante del lado derecho. Como te puedes imaginar, las personas situs ambiguus pueden padecer serios problemas de salud. Se estima que sólo una persona en 10 mil es situs inversus.

Probablemente has escuchado que el cerebro se divide en dos hemisferios que se encargan de tareas distintas. A grandes rasgos, el hemisferio izquierdo está relacionado con el lenguaje y el pensamiento lógico, mientras que al hemisferio derecho se le asocia con la percepción del espacio y las emociones. Las personas situs inversus no utilizan más el hemisferio derecho del cerebro para el lenguaje ni tienen una mayor proclividad a ser zurdos. De cualquier modo, los estudios en peces y en otros animales sugieren que la asimetría entre el lado izquierdo y derecho tiene consecuencias más allá del simple acomodo de los órganos, adentrándose incluso en procesos cognitivos y de comportamiento.

Fuente: Divulgación de la Ciencia 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *