fbpx

Fundación UNAM

Siestas, benefician estado de ánimo y rendimiento escolar de niños

Tener una buena siesta tiene beneficios para que los niños tengan mejor estado de ánimo, niveles de alegría y rendimiento escolar, afirmó un estudio de la Universidad de Pensilvania y la Universidad de California, Irvine, publicada en la revista SLEEP.

Un estudio de casi 3 mil estudiantes de cuarto, quinto y sexto grado de 10 a 12 años reveló una conexión entre la siesta del mediodía y una mayor felicidad, autocontrol y valor; menos problemas de comportamiento; y un coeficiente intelectual más alto, este último particularmente para los alumnos de sexto grado.

SIESTAS2

Los hallazgos más sólidos se asociaron con el rendimiento académico, dice el neurocriminólogo de Penn Adrian Raine, coautor del artículo.

La deficiencia de sueño y la somnolencia diurna están sorprendentemente generalizadas, y la somnolencia afecta hasta al 20 por ciento de todos los niños, dice el autor principal del estudio, Jianghong Liu , profesor asociado de enfermería y salud pública de Penn. Además, los efectos negativos cognitivos, emocionales y físicos de los malos hábitos de sueño están bien establecidos y, sin embargo, la mayoría de las investigaciones previas se han centrado en la edad preescolar y más jóvenes.

De cada uno de los 2 mil 928 niños, los investigadores recopilaron datos sobre la frecuencia y duración de la siesta una vez que los niños alcanzaron los grados 4 a 6, así como los datos de resultados cuando alcanzaron el grado 6, incluidas medidas psicológicas como la arena y la felicidad y medidas físicas como el índice de masa corporal y niveles de glucosa.

SIESTAS3

También pidieron a los maestros que brinden información conductual y académica sobre cada estudiante. Luego analizaron las asociaciones entre cada resultado y la siesta, ajustándose por sexo, grado, ubicación de la escuela, educación de los padres y tiempo nocturno en la cama.

Por ahora, los investigadores dicen que esperan que los resultados de este estudio actual puedan informar el trabajo de intervención futuro que se enfoca en la somnolencia adolescente.

Fuente: Universidad de California

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *