fbpx

Fundación UNAM

9 de los 250 cursos más solicitados en línea son de la UNAM

De los 250 cursos en línea más populares, según los datos publicados en abril de 2021 por parte de la organización internacional Class Central, nueve son impartidos por la UNAM –de los 104 que tiene disponibles-, destacando dos de ellos sobre finanzas personales, aseguró el titular de la Coordinación de Universidad Abierta, Innovación Educativa y Educación a Distancia (CUAIEED), Melchor Sánchez Mendiola.

Más de 950 universidades han lanzado más de 16 mil 300 cursos, y hasta el momento más de 180 millones de personas tanto del país como del extranjero los han tomado, muchos de ellos de la UNAM, que además de ser de todas las áreas de conocimiento, son gratuitos y abiertos masivos, MOOC.

Estos datos demuestran el interés que tienen los hispanoparlantes por continuar con su formación académica, además de la confianza en la calidad de los cursos. Los dos más populares de la UNAM son Finanzas personales y Contabilidad para no contadores, un tema relevante para la población mundial, y aunque su duración es corta –de 20 a 30 horas-, brindan la oportunidad de aprender mucho del tema de una forma amena, con sustento académico y a través de expertos nacionales e internacionales.

Los MOOC tienen grandes ventajas, una de ellas es que mientras se tenga acceso a un dispositivo con acceso a internet el curso puede tomarse desde cualquier lugar, y no es necesario contar con dispositivos muy costosos o poderosos, aclaró el experto. Además, el material puede descargarse para poder consultarse posteriormente fuera de línea.

La UNAM cuenta con cursos de nutrición, robótica, ciencia, innovación y muchas más disciplinas, y todos ellos están disponibles a través de la plataforma Coursera, la cual garantiza calidad y rigor académico.

Actualmente se están analizando estos datos para detectar la interacción por parte de los usuarios y así continuar con la creación de mejores cursos, ya que “algo muy importante de la educación en línea es que estudiantes y docentes van dejando una huella digital del aprendizaje, y eso se puede recoger y analizar para ver qué estrategias funcionan mejor. Esta área se llama analítica del aprendizaje, e incluye una serie de metodologías que se han generado en los últimos años”, explicó Sánchez Mendiola.

FUENTE: GACETA UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *