fbpx

Fundación UNAM

Música para mejorar condición física

Mejorar la capacidad pulmonar al tocar la flauta o el trombón, desarrollar resistencia para subir y bajar escaleras mientras se carga un contrabajo o un violonchelo, incluso corregir la postura de la espalda cuando se interpreta con un piano o un violín son algunos beneficios que se adquieren al utilizar la música como método de acondicionamiento físico.

Por lo anterior, la Facultad de Música abrió el Centro de Entrenamiento Somático. Se trata de un salón equipado con duela y espejos, así como un gimnasio al aire libre donde se pueden realizar rutinas físicas útiles para el cuerpo.

FAM Deportes 2

El centro, forma parte del Programa Universitario de Activación Física, que ha llevado a varias entidades de la UNAM, equipos para ejercitar, de manera integral y en un mismo espacio, piernas, brazos, espalda y abdomen.

Severino Rubio Domínguez, director general de Actividades Deportivas y Recreativas, explicó que se inició el proyecto para ubicar en un lugar idóneo donde los alumnos puedan practicar y mantenerse en forma.

El Programa Universitario de Activación Física realiza evaluaciones para saber cómo responde cada persona, de manera sistémica al ejercicio, y hacer recomendaciones personalizadas. Asimismo, se trata de un sitio de esparcimiento, donde los jóvenes pueden combinar el deporte recreativo con el desarrollo de su carrera académica en música.

FAM Deportes 3

Exigencia a intérpretes

Francisco Viesca Treviño, director de la Facultad de Música, destacó que, ante la mayor exigencia de rendimiento físico de los intérpretes de canto, percusiones, piano, instrumentos de cuerdas y de viento, poco a poco se ha creado la conciencia de tener una formación física adecuada que logre resultados con mínimo esfuerzo y máxima eficiencia.

“El desarrollo de este lugar, que no se concibe propiamente como un gimnasio, sino como un centro de entrenamiento somático, está dirigido a que los músicos, de acuerdo con sus especialidades, vengan aquí a construir su salud”, subrayó.

En la Facultad también se ofrecen talleres de danza, yoga, taichi y teatro, disciplinas complementarias para los futuros intérpretes.

Fuente: Gaceta UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *