fbpx

Fundación UNAM

Necesario activarse y cambiar alimentación en confinamiento

Debido al confinamiento necesario que intenta evitar la propagación del virus SARS-CoV-2 y sus distintas variantes, la sobrealimentación, el sedentarismo y su relación con el aumento del peso corporal se han manifestado como un factor de riesgo para la salud de las personas en el ámbito global, particularmente en México, uno de los países con más altos índices de obesidad.

“Comer de más, ingerir calorías en exceso y no moverse podría incrementar incluso un kilogramo de peso corporal al mes. Estar sentados durante un tiempo prolongado es lo que nos ha llevado a subir de peso, sobre todo en el encierro”, afirmó Rebeca Camacho Trujillo, licenciada en Nutrición adscrita a la Dirección de Medicina del Deporte de la Dirección General del Deporte Universitario (DGDU), durante una charla transmitida por Facebook Deporte UNAM.

La especialista aconsejó realizar ajustes en la actividad diaria. “O comemos menos o nos movemos más. Simplemente estar de pie es la diferencia. Es indispensable abandonar el hábito de estar sentados”.

Rebeca Camacho también dijo que hay que consumir líquidos, a pesar de la disminución de actividad durante el aislamiento social, ya que, en caso de no hacerlo, se pueden presentar problemas de concentración, memoria, destreza y capacidad de respuesta intelectual.

“Aun estando dentro de casa, necesitamos hidratarnos adecuadamente”.

De manera puntual, la experta comentó que, en promedio, una mujer adulta necesita consumir alrededor de 2.72 litros de agua cada día, mientras que un hombre adulto requiere alrededor de 3.72 litros, provenientes de alimentos sólidos y líquidos, pero aclaró que ello no implica la ingesta de refrescos y jugos envasados como fuentes de hidratación, los cuales deben evitarse por, entre otros motivos, el exceso de azúcares que contienen.

A lo largo de la charla, Rebeca Camacho también enfatizó la relevancia de realizar cotidianamente actividad física, aunado al rigor en el cuidado de la alimentación, y agregó que los suplementos sólo sirven como auxiliares para lograr una mejor nutrición en casos específicos.

La experta de la DGDU hizo hincapié en que deben realizarse modificaciones en la dieta y considerar una reducción en los alimentos que aportan mayor cantidad de calorías.

Por último, Rebeca Camacho subrayó la necesidad de dotar al cuerpo humano de los nutrimentos indispensables para fortalecer el sistema inmunológico y así afrontar de mejor manera cualquier enfermedad, incluyendo al coronavirus.

Fuente: Gaceta UNAM/Deporte UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *