fbpx

Fundación UNAM

Juegos mentales con animales de compañía para reducir el estrés

Los juegos interactivos en animales de compañía como perros y gatos pueden ayudar mucho a que no se estresen por la contingencia sanitaria que atraviesa el país debido al COVID-19, señaló Ylenia Márquez Peña, responsable del área de Urgencias y Terapia Intensiva del Hospital Veterinario de Especialidades de la UNAM.

La opción ideal es activarlos con juegos interactivos relacionados con su actividad mental, como trucos o entrenamientos

Se les pueden enseñar algunos trucos, darles órdenes como: sentado, echado, quedarse quieto, o en las que pongan en juego su olfato. Hay muchos tutoriales en Internet, pueden hacer uso de ellos y pasar buenos momentos” señaló la universitaria.

El objetivo es generar actividades con las que pasen buenos momentos y ayudar a reducir el estrés que ocasiona el encierro puesto que al estar acostumrados a que les dejemos en casa, nuestra presencia puede hacerlos sentir invadidos y de ahí derivar su estrés, mencionó la académica de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ).

Los gatos también son susceptibles a los cambios de hábitos y rutina, y pueden ser entrenados. “Quizá están acostumbrados a que nos vamos y los dejamos en casa, pero al estar allí todo el día, se sienten invadidos y pueden estresarse”, comentó.

Hizo un llamado formal para ver los cambios que puedan presentar nuestras mascotas como signo de estrés; por ejemplo, que quieran morder o arañar, que se escondan en un lugar y no quiera salir a comer, orinar o defecar.

De igual forma. Márquez Peña pidió reforzar las medidas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como lavarse constantemente las manos.

FUENTE: DGCS, UNAM

One thought

  1. Como bien menciona la Dra. Marquez, hay que mantener ocupada la mente de nuestros peludos amigos para que no entren en estrés y acaben haciendo cosas que no nos gusten. El jugar con la pelota y hacer que su interés en ella sea alto puede, además de reducir su energía, ayudarnos a que ejecute otras ordenes sabiendo que si lo realiza bien, llegara el premio, su pelota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *