fbpx

Fundación UNAM

Pandemia, un llamado de atención social y ambiental

Aunque sabemos que en esta pandemia muchas cosas llegaron para quedarse, así como el mantenimiento de la mayoría de las medidas sanitarias deben continuar, es una realidad que la normalidad como la conocíamos antes del COVID-19 tiene que volver; todas las industrias tendrán que abrir sus puertas, los negocios que sobrevivieron y las clases, así como todas las actividades presenciales, tendrán que regresar.

Y a pesar de que no sabemos cuándo será eso, es necesario entender que esta crisis está relacionada, y ha sido una consecuencia, de todas las transformaciones de los ecosistemas y ambientales que ha sufrido el planeta. Lo que nos hace preguntar si volver a la normalidad como la conocíamos hace meses nos traerá consecuencias buenas o malas.

Gabriela de la Mora, investigadora del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM) de la UNAM, recalcó que la crisis sanitaria actual es un llamado de atención que nos debe hacer reflexionar sobre la forma en la que estamos viviendo, ya que como han apuntado varios científicos, los problemas de este tipo continuarán, cada vez con más frecuencia y mayor intensidad.

Ante todas las consecuencias políticas, económicas y sociales que traen estos problemas mundiales existen dos panoramas post-pandemia; el primero, implica un cambio más humanista, ecológico y social basado menos en el consumo; mientras el segundo supone cambios negativos que conllevan destrucción, contaminación, más consumo y por lo tanto más desigualdad social y económica.

De la Mora enfatizó que un punto a favor de esta situación ha sido el diálogo oportuno de expertos multidisciplinarios, lo cual permite que cada vez se tomen mejores decisiones por el futuro del planeta y la sociedad, sin embargo es indispensable que todos hagamos consciencia y nos replanteemos objetivos, así como nuestra forma de interactuar entre nosotros y con el ambiente.

“Adoptar formas de producción más sustentables y modos de vida que no estén basados en el consumo, sino en una política económica orientada a la redistribución de la riqueza con una agricultura circular y la cancelación de la deuda de los países pobres”. Apuntó.

FUENTE: COMISIÓN UNIVERSITARIA PARA LA ATENCIÓN DE LA EMERGENCIA

One thought

  1. Por supuesto que debemos cambiar.
    Esta crisis nos hace mirar hacia el higienismo, nos hace mirar, hacia alcanzar un equilibrio entre consumismo y autoproduccion. Urgente buscar la sustentabilidad de las poblaciones y las urbanizaciones.
    México demanda cambios en la economía humanista, la producción circular y sustentable, así como la otredad donde todos vayamos hacia el mismo horizonte de u futuro que no comprometa a las generaciones futuras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.