Fundación UNAM

Ruido, un peligro para la salud

Música a volumen muy alto. Cientos de cláxones en una transitada calle. La maquinaria en una construcción. Esos, son tan sólo algunos de los sonidos a los que nos hemos habituado.

Tanto nos hemos acostumbrado a su presencia, que ni siquiera pensamos en ellos, mucho menos en cómo afectan a nuestra salud.

Para el doctor Rodolfo Nava Hernández, coordinador de Salud en el Trabajo en la Facultad de la Medicina de la UNAM, hay tres aspectos sobre el ruido que es importante considerar: la intensidad, su frecuencia y el tiempo de exposición.

“Lo que va a generar el ruido es algo que se llama hipoacusia, es decir, disminución de la agudeza auditiva, la cual va a depender de esos tres elementos. Algo muy importante es que la disminución de la agudeza auditiva es irreversible y progresiva. Y aunque la persona ya no este expuesta al ruido, el daño va a seguir avanzando”.

Ruido peligro 2

Según la Organización Mundial de la Salud, el nivel límite de ruido debe ser de 70 decibeles. Cuando se supera esa cifra, aunado a una exposición prolongada, puede causar dolor de cabeza, estrés y problemas de sueño. Incluso puede desencadenar cuadros de hipertensión, ansiedad o problemas digestivos.

Uno de los principales sitios en donde se genera esta sobre exposición, son los centros de trabajo, tales como construcciones o centros de entretenimiento.

Y no sólo eso. En la actualidad, el continuo uso de audífonos preocupa a los especialistas en la salud, pues cada vez comienzan a hacerlo a edades más tempranas y a un volumen cada vez más alto.

“Lo ideal es que no fuera por arriba de 70 decibeles. El problema está en que la gente, sobre todo los jóvenes, cuando los usan están entre 100 y 110 decibeles. Además es un ruido que entra directo al oído. Esto hace que la probabilidad de daño se presente a más corta edad”.

Ruido peligro 4

En este sentido, el doctor Nava Hernández señala que de continuar con estas malos hábitos, será común que personas desde los 30 años ya tengan serios problemas de audición.

Por ello, es que recomienda utilizar los audífonos a un nivel moderado. En el caso de trabajadores, incentivar el uso de tapones, los cuales amortigüen la entrada de los sonidos en los oídos

Fuente: DGCS, UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *