Fundación UNAM

UNAM busca transformar basura en electricidad

Investigadores de las facultades de Química e Ingeniería; así como del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México, buscan reemplazar el uso de combustibles fósiles con residuos sólidos urbanos para generar energía eléctrica.

Para ello, crearon una planta piloto capaz de procesar basura orgánica y transformarla en biogás.

BASURA_LUZ_CONTENIDO1

El propósito es doble. Por un lado, solucionar el problema de los residuos sólidos que diariamente se generan en las grandes ciudades; y por el otro, cubrir la demanda de energía.

Se trata de asuntos que requieren un remedio urgente, así lo asegura Alfonso Durán Moreno, coordinador de este ambicioso proyecto.

“Actualmente es la única planta en México que trata residuos sólidos urbanos con dos tipos de tecnología: la que utiliza agua, llamada de digestión húmeda (el porcentaje presente en los reactores es de 10 por ciento) y la seca, en la cual prácticamente no se adiciona agua y funciona con la humedad de los mismos residuos”.

Se estima que en la capital del país, se producen alrededor de 13 mil toneladas de residuos. De estos, 50% son orgánicos.

BASURA_LUZ_contenido2

Durán Moreno afirma que con una planta de digestión anaerobia de desechos orgánicos, éstos podrán procesarse sin que se degraden en el ambiente.

“El gas que producen dentro del reactor se transforma en biogás y el resto puede utilizarse para mejorar suelos. Esta tecnología es útil en industrias que originen alrededor de 20 toneladas diarias. El ideal son 50 toneladas, mínimo, por día”.

Recientemente, se ha proyectado una planta de 50 toneladas en Capulhuac, Estado de México, y se estima que con esa cantidad de residuos la producción de energía eléctrica sería de 0.5 megavatios (alrededor de 500 kilovatios hora/día).

De acuerdo con los investigadores, se incorporará a un proyecto de largo aliento para crear centros mexicanos de innovación en energía, específicamente en biogás.

Fuente: Periódico Milenio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *