Fundación UNAM

Catedrático de la UNAM diseña disipador sísmico

Con la finalidad de proteger la estructura de los edificios ante daños provocados por movimientos telúricos, la Facultad de Ingeniería de la UNAM diseñó un novedoso disipador sísmico.

Este proyecto fue elaborado por el profesor Héctor Guerrero Bobadilla, quien propuso además un método teórico que permita hacer el cálculo de los efectos del sismo sobre un edificio, así como la elaboración de prototipos de disipadores propios, probados experimentalmente en la mesa vibradora de la Facultad de Ingeniería.

sismos_contenido2

Estos disipadores cuentan con un centro de acero y forradas por concreto que se ensancha en las orillas, las cuales se colocarían en cada piso del edificio, dependiendo de su tamaño.

“El dispositivo capta la fuerza del temblor, deformándose y evitando que la estructura reciba todo el impacto, con lo que se reducen los daños”.

El especialista comparó el proceso de su invento con el cambio de un fusible en la instalación eléctrica de una casa. Pues de la misma manera, el disipador deformado o averiado se cambiaría por uno nuevo después de un sismo.

“Esta técnica es muy usada en construcciones de Japón y de San Francisco, Estados Unidos, donde los sismos son frecuentes. En México apenas se está implementando”.

sismos_contenido1

Los disipadores de la facultad de la UNAM tienen la ventaja de ser económicos, porque usan materiales convencionales, pero también son muy competitivos con los importados.

Una nueva etapa de experimentación, consiste en probar estos dispositivos en edificios prefabricados y en otros con estructura de vidrio, con los que han tenido buenos resultados hasta ahora.

Fuente: Dirección General de Comunicación Social, UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *