fbpx

Fundación UNAM

Aurelia Vargas Valencia

La UNAM, precursora en el cultivo de los estudios clásicos en México

La UNAM es el espacio en el que confluyen conocimientos sobre las ricas tradiciones que conforman la cultura de México y del mundo. Es el crisol en el que puedes descubrir la naturaleza del hombre, las sociedades, la ciencia y el arte, en todas sus manifestaciones. La UNAM ha valorado y recreado los ecos del pensamiento antiguo, sea que provengan de Mesoamérica o del Mediterráneo; y ha protegido el cultivo de las humanidades como elemento esencial para la formación del individuo y de la colectividad. Por eso no es de extrañar que sea la única institución en el país que, atesorando una tradición que viene desde el siglo XVI, ha dado espacio a una licenciatura, una maestría y un doctorado en Letras Clásicas, así como a un Centro de Estudios Clásicos y un Instituto de Investigaciones Filológicas, fundados por un eminente clasicista, Rubén Bonifaz Nuño. Todo esto a partir de la enseñanza de las lenguas y las literaturas griega y latina, desde la misma fundación de la Escuela Nacional Preparatoria, que hoy se refleja en la enseñanza del Colegio de Ciencias y Humanidades, y otros bachilleratos de la República. Ahí se estudian y recrean, desde distintos acercamientos, los textos de Homero, Virgilio, Platón, Aristóteles, Euclides, Varrón, Séneca, Cicerón y Ovidio, entre otros, que nos hablan del cosmos, de los valores imperecederos del hombre, de la ciudad, del campo, de la política o del derecho, y han trascendido los tiempos y se han constituido en un referente universal. El papel que los estudios clásicos han jugado para la UNAM, la sociedad mexicana y el mundo hispánico, ha sido fundamental. Su presencia potencia la generación de conocimiento al vincularse con otras disciplinas humanísticas y científicas. Ejemplo de ello son casos en que hemos incursionado y logrado ya algunos frutos, como el convenio de colaboración interdisciplinaria con el Instituto de Investigaciones Jurídicas, desde 1985 para crear un seminario en el que se desarrolla investigación original sobre fuentes del Derecho romano y su tradición en México, que se publica en la colección bilingüe Bibliotheca Iuridica Latina Mexicana; este mismo seminario fomenta, desde 1998, el estudio del Latín jurídico en la Facultad de Derecho de la UNAM, y la selección de textos de la antigua jurisprudencia y legislación romanas, de autores como Paulo, Ulpiano y Papiniano, citados en la magna recopilación de Justiniano, el Corpus Iuris Civilis (s.VI d.C.). Bajo el mismo método hemos tenido colaboraciones con la Facultad de Medicina de la UNAM para trabajar su acervo histórico escrito en latín y, con material preparado por filólogos y médicos, para impartir la materia Terminología y etimología médica. Asimismo, en el ámbito de la biología, colaboramos en el importante proyecto de traducir, de manera conjunta con biólogos de la Facultad de Ciencias y el Instituto de Biología, una obra del siglo XVIII fundamental para la historia de la ciencia de México, y del mundo: la Real Expedición Botánica a Nueva España, publicada en 12 volúmenes (2010) y un volumen XIII Ornitología (2015). Entre los autores figuran el destacado naturalista y médico mexicano José Mariano Mociño e insignes dibujantes de la Academia de San Carlos. El mismo puente interdisciplinario se da con filósofos, historiadores, geógrafos y colegas de otras áreas de las ciencias naturales. La UNAM es también el espacio donde se creó, en 1944, la primera colección bilingüe de clásicos para todo el mundo hispánico, levantando la voz del humanismo frente a la insensatez del fascismo que dominaba el mundo, que se puede consultar en scriptorum.humanidades.unam.mx. También se constituyó la primera Asociación Mexicana de Estudios Clásicos que, desde 1999 reúne a clasicistas de todo el país (asociamec.mx), y será también la sede en 2022 del XVI congreso Internacional de Asociaciones de Estudios clásicos del mundo, iifilologicas.unam.mx/congresofiecmexico2022. La Fundación UNAM ha acompañado en distintos momentos la difusión de todos estos logros, promoviendo el programa de becas, así como las distintas manifestaciones de los estudios humanísticos en nuestra Máxima Casa de Estudios.

Directora de la Bibliotheca Scriptorum Graecorum et Romanorum Mexicana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *