fbpx

HACEMOS POSIBLE LO IMPOSIBLE

DONA AQUÍ

AYUDA A GUERRERO

Crisis de agua ¿Qué está pasando?

Inundaciones y sequías son sólo dos de las consecuencias que puede traer la perturbación del ciclo natural del agua debido a prácticas intrusivas llevadas a cabo por los seres humanos.

Expertos del Instituto de Ciencias de la Atmósfera y Cambio Climático (ICAyCC) y del Programa de Manejo, Uso y Reúso del Agua en la UNAM (PUMAGUA), señalan el uso indiscriminado del agua, así como sus consecuencias actuales y a futuro.

Se cree que es un recurso inagotable porque el 71% de la superficie del planeta es agua, pero esta cifra representa las reservas totales de la Tierra, de la cual el 0.26% es utilizable para la especie humana y a México le corresponde sólo el 0.1%.

Este porcentaje no está destinado unicamente al uso personal, anualmente la agricultura emplea la mayoría del agua, específicamente el 70%, mientras que las industrias utilizan al rededor del 14% y el consumo personal dispone de sólo el 8%.

Esto se puede explicar por la huella hídrica de los productos de estas industrias,  es decir, el consumo de agua que se requiere para producir algo. Por ejemplo, para producir un kilo de carne se ocupan 15 mil litros, o para un vaso de leche, 255 litros.

Así mismo, las industrias que más agua ocupan son las que más la desperdician, pues la agricultura y ganadería pierde cerca del 57% de su agua en consecuencia de infraestructura en mal estado y fugas. Igualmente, en la Ciudad de México a pesar de la poca disponibilidad, al menos 35% del abasto se pierde en fugas durante su distribución.

La gran demanda de agua ha provocado impactos significativos en su ciclo natural y, por lo tanto, su disponibilidad. Prácticas como su extracción subterránea contamina acuíferos, causando su exposición a infecciones como salmonella o hepatitis.

Aunque la consecuencia más preocupante es la llegada del “Día Cero”, el momento en que este recurso tenga que ser racionado, es decir, una porción diaria de agua por persona, sin acceso a más. Esta fecha para la Cuidad de México está más cerca de lo que pensamos, expertos estiman que en cuatro años se termine el libre acceso al agua.

Fuente: Gaceta UNAM, DGCS UNAM, Revista Cómo Ves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Cerrar
Browse Tags