fbpx

Fundación UNAM

Asiste a vacunarte sin dudas

Es innegable que estamos enfrentando una tercera ola de contagios por SARS-CoV-2, una que a diferencia de las pasadas la transmisión es más intensa y los grupos jóvenes están siendo los más afectados, esto se debe a que el virus está llegando a la población no vacunada, asegura el Coordinador de la Comisión Especial de la UNAM para la Atención de la Emergencia del Coronavirus y titular del Programa Universitario de Investigación en Salud, el doctor Samuel Ponce de León

Ante la incertidumbre que existe por parte de la población acerca de las vacunas, el también profesor de la Facultad de Medicina ofreció una serie de respuestas a la revista universitaria, Gaceta UNAM, a muchas de las preguntas que los ciudadanos se están realizando en estos tiempos.

Para iniciar, el doctor Ponce de León aclaró que si bien las vacunas no pueden evitar la infección, si son capaces de evitar la enfermedad grave, el cual es su objetivo primordial. Es decir, aunque la multiplicación del virus puede continuar, la respuesta inmunológica y defensas del organismo reaccionan distinto cuando se está vacunado, limitando así la extensión del patógeno en el cuerpo.

Es por ello que se ven casos de personas contagiadas aun con su esquema de vacunación completo, sin embargo, la mayoría de ellos no presentan síntomas graves o complicaciones durante la enfermedad, incluso, las vacunas han demostrado ser tan efectivas, en todo el mundo, que se han evitado miles de hospitalizaciones y muertes.

Las vacunas actuales ¿sirven contra todas las variantes?

Ante esta duda constante sobre la eficacia de las vacunas, Ponce León asegura que aunque no hay estudios tan específicos de cada vacuna, se ha visto que todas tienen un efecto contra las variantes que hoy existen, al menos aquí en México, donde la variante que impera es la Delta.

Uno de los errores más comunes que está cometiendo la población es relajar las medidas al vacunarse, ya que al sentirse más protegidos consideran que ya no es necesario cuidarse tanto, algo que sin duda ha puesto en duda el éxito de las vacunas, cuando en realidad la responsabilidad está en nosotros, aclaró.

Ante esto, es importante que aunque se está vacunado con una o dos dosis se sigan evitando las aglomeraciones, mantener la sana distancia, respetar cualquier medida de higiene impuesta, usar correctamente el cubrebocas, no permanecer en lugares cerrados o pocos ventilados, y el uso de gel a base de alcohol constante, ya que de esta forma podemos vivir más tranquilos.

Son seguras las reuniones a las que asisten sólo vacunados?

Aunque las vacunas son efectivas, ninguna lo es en un 100%, asegura el académico, por lo que en estos momentos cualquier reunión puede significar un riesgo, si bien éste no será el mismo para todos, no es seguro que no haya la transmisión del virus.

Ahora, si bien no son recomendables las reuniones en estos momentos, es importante que si se realiza una sea de manera razonable y responsable, en donde se cumplan las medidas sanitarias y no haya una asistencia mayor a 10 personas. Definitivamente es impensable asistir ahorita a eventos masivos. Aclaró el experto.

En cuanto al contagio en niños, el doctor aclaró que es importante estar conscientes de que los menores pueden contraer la infección y presentar síntomas graves como cualquier adulto. Si bien en estos momentos no se saben de muchos casos graves en infantes, una realidad es que entre más se contagien hay más probabilidad de que desarrollen una enfermedad sintomática y grave.

¿Qué medidas deben seguir y cuáles podemos descartar?

Ponce de León considera que actualmente hay medidas que si se suspenden no ocurriría un impacto en el riesgo de contagio por COVID. Tales como el uso de tapetes que no ayudan en nada, y la toma de temperatura, ya que si alguien presenta fiebre y decide tomarse un antitérmico su temperatura será normal al llegar a cualquier establecimiento.

Las medidas que son necesarias mantener y que sí pueden evitar el contagio son el uso correcto de cubrebocas, desde el puente de la nariz hasta debajo de la barbilla; evitar los sitios cerrados y las aglomeraciones; mantener una adecuada ventilación y una sana distancia; y sin duda alguna acudir a vacunarse conforme estableció el programa de la Secretaría de Salud.

Aunque apenas estamos en medio de la tercera ola, es importante pensar en la cuarta ola, que posiblemente esté presente en otoño e invierno, lo cuál va a depender de varios factores como el clima, la cantidad de no vacunados y el número de no infectados que pueden ser más susceptibles, el avance en la vacunación, los cuidados que tengamos, etc.

Hasta el momento se puede especular, gracias a la suma de infectados naturalmente y vacunados, que al menos el 60% ya cuenta con una inmunidad, lo que deja a un 40% sin experiencia inmune y sin anticuerpos, más o menos 50 millones de habitantes que terminarán infectándose si no se vacunan.

El experto asegura que el virus continúa con su camino, afina sus capacidades y cada vez se vuelve más contagioso, sin embargo no duda que con el tiempo alcanzaremos un equilibrio con el virus, mientras tanto, insiste en la importancia de cuidar y respetar las medidas sanitarias impuestas por las autoridades.

FUENTE: GACETA UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *