fbpx

Fundación UNAM

Clonación humana, todavía lejana: UNAM

Si bien la tecnología ha avanzado y en un futuro será viable la clonación humana, esa posibilidad aún es lejana a la realidad, pues el proceso de manipulación genética sería muy largo y se tendría que enfrentar a dilemas bioéticos, así lo afirmaron expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Luego de que científicos de la Academia China de Ciencias logaran la clonación de los primeros monos, el investigador emérito del Instituto de Fisiología Celular, Ricardo Tapia Ibargüengoytia, consideró que se trata de un avance que abre la posibilidad de que el proceso pueda realizarse en humanos.

No obstante, reconoció, antes de pensar en ello tendrían que mejorarse aspectos como la eficiencia y seguridad en el procedimiento.

“Porque aún no sabemos si estos animales vayan a desarrollarse sanamente; además, el objetivo primordial de los científicos que trabajan en ello no es crear un humano completo, sino ahondar en la clonación  terapéutica”.

Hasta ahora, únicamente se han realizado experimentos para generar blastocitos, estructuras que se implantan en el útero y contienen células madre embrionarias, las cuales están destinadas a desplazar las que mueren por enfermedades degenerativas.

En este sentido, Horacio Merchant Larios, investigador emérito del Instituto de Investigaciones Biomédicas, explicó que la ciencia se desarrolla en dos sentidos: el conceptual y el tecnológico.

clonacion_contenido1

“Lo que vemos en el artículo de la revista Cell es el desarrollo de un nuevo protocolo que aumentó la eficiencia para lograr el nacimiento de dos monos en un contexto de laboratorio a partir de fibroblastos fetales.

De acuerdo con el universitario, si se quisiera aplicar esta técnica en humanos sería prácticamente imposible, pero abre camino para considerar que estamos más cerca de conseguirlo.

Por su parte, Lizbeth Sagols Sales, académica de la Facultad de Filosofía y Letras, afirmó que desde el punto bioético, la clonación puede abordarse desde distintos niveles, entre ellos la terapéutica. A su vez, es vista desde dos corrientes: la liberal y la conservadora.

Mientras la conservadora condena la clonación desde la primera célula, la liberal expone que el ser es desarrollo en el tiempo, por lo tanto los que se hace en un plato de laboratorio no es humano, sino un conjunto de células con información humana.

Consideró que el tema aún es ciencia ficción pero no sabemos sí sucederá, pero en caso de ocurrir, tendría que crearse un comité interdisciplinario para proteger al clon de riesgos y problemas fisiológicos; así como preservar su condición de individualidad.

Fuente: Dirección General de Comunicación Social, UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *