fbpx

Fundación UNAM

¿Los murciélagos son responsables del coronavirus?

Actualmente, no existe evidencia que vincule a los murciélagos con el coronavirus que afecta a miles de personas en China, así lo aseguró Rodrigo Medellín Legorreta, investigador del Instituto de Ecología de la UNAM.

De acuerdo con el experto, ningún grupo animal hace más por nuestro bienestar que los murciélagos.

Con las prácticas que se realizan en ese país y el uso de la fauna silvestre, se exponen a patógenos con los que antes los humanos no teníamos contacto. Hemos invadido muchos ecosistemas, y las especies que ahí habitan tienen derecho a permanecer, y nosotros debemos proteger a los distintos organismos y sus hábitats”, resaltó el universitario.

Para el biólogo, los murciélagos son animales injustamente maltratados, y junto con los alacranes, las serpientes y los tiburones, tienen una imagen negativa que no se merecen.

Te puede interesar | MURCIÉLAGOS, UNA ESPECIE NECESARIA

MURCIELAGOS2

Medellín Legorreta resaltó que los murciélagos, por ejemplo, son los controladores más importantes de plagas en cultivos de café, té y algodón; además la ceiba y los agaves tequileros y mezcaleros dependen de ellos para su polinización.

Sobre las noticias que señalan a esta especie como posible origen del coronavirus de Wuhan, señaló que se trata de investigadores sin escrúpulos que los culpan sin razón.

Quienes los conocemos tenemos que defenderlos, divulgar sus beneficios para que la población no se deje engañar con pseudo estudios”, refirió.

El pangolín, otro de los señalados

Recientemente se dio a conocer que el pangolín (un mamífero escamoso), podría ser el huésped intermedio del coronavirus, Sin embargo, esto aún no se ha comprobado científicamente.

El pangolín es una especie muy traficada ilegalmente en el mundo, a la cual se le atribuyen poderes mágicos y su carne y escamas se usan para tratar múltiples enfermedades.

Asimismo, se informó que ya se iniciaron las pruebas clínicas con antivirales, pero llevará tiempo tener resultados aplicables en clínicas para contar con un tratamiento contra esta enfermedad que afectado mayoritariamente a la población china.

Fuente: Dirección General de Comunicación Social, UNAM / Gaceta UNAM

One thought

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *