fbpx

Fundación UNAM

Parteras, pieza clave para disminuir cesáreas: UNAM

La medicina tradicional y la biomedicina podrían ser alternativas útiles para resolver algunos problemas de salud, por ejemplo el número de cesáreas que se practican al año en nuestro país, así lo asegura Iskar García Vázquez, académica de la Escuela Nacional de Estudios Superiores León.

Con la ayuda de un equipo de estudiantes de la licenciatura en Desarrollo y Gestión Interculturales, trabajan en descubrir porqué la participación de las parteras incide en la disminución de nacimientos por cesárea.

“León, Guanajuato, tiene uno de los índices más altos de nacimientos por esta vía y la atención privada es sinónimo de este tipo de intervención quirúrgica. En los últimos años, la población en esta ciudad ha crecido de manera importante y ello ha implicado tanto desarrollo urbano y económico como asentamientos con altos grados de marginación. De hecho, el 37% de las personas están pauperizadas y el 4.2% vive en pobreza extrema”, explicó García Vázquez.

parterascesarea3

De acuerdo con la académica de la ENES León, una de las mayores carencias que se enfrenta es la falta de acceso a los servicios de salud, por lo que entender cómo se atiende la población es uno de los objetivos de su investigación.

Para ello, eligieron a las comunidades de Los Castillos, Medina y Piletas en Guanajuato, sitios considerados como polígonos de pobreza, debido a que se trata de viviendas que no cuentan con servicios como luz eléctrica o drenaje.

García Vázquez destaca que la gente de estas localidades suele recurrir a remedios herbolarios cuando se trata de afecciones como fiebres, mientras que para atender ciertas emergencias acuden a médicos tradicionales como curanderos, sobadores o parteras, especialmente estas últimas.

“Son importantes, sobre todo en lugares en donde el acceso a los servicios de salud no es fácil ni rápido. Ellas acomodan al bebé antes de nacer, alivian malestares en el embarazo, aumentan la tranquilidad de la futura madre y evitan cesáreas”.

parterascesarea4

Se trata de zonas que cuentan con pocas unidades de atención médica primaria, mismas que suelen estar lejos. Asimismo, dada la situación económica de estas poblaciones, el uso de plantas medicinales es muy frecuente. La mayoría de estos remedios crecen en las casas o son recolectados por la propia gente. En este sentido, la especialista de la ENES León puntualiza que se requiere evaluar su importancia, ya que hay pocos interesados en aprender sus usos y aún menos en conocer oficios como el de partera.

Fuente. Dirección General de Comunicación Social, UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *