fbpx

Fundación UNAM

Trabaja UNAM con células de repuesto para tratar Parkinson y esclerosis

A través de un mecanismo llamado “neurogénesis”, el Instituto de Fisiología Celular (IFC) de la UNAM ha logrado a nivel experimental, el cultivo y trasplante neuronal de “células de repuesto”, que pueden tratar algunas enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson y la esclerosis lateral amiotrófica.

Iván Velasco Velázquez, investigador del IFC, mencionó que trabajan con “células reprogramadas”, que parten de células troncales (o células madre) pluripotenciales inducidas.

parkinson_contenido1

Se utilizan células adultas de piel, las cuales se “reprograman” a fin de convertirlas en neuronas dopaminérgicas (para el Parkinson) y neuronas motoras (para la esclerosis lateral amiotrófica).

Este método, dijo, es útil para enfermedades muy localizadas en el cerebro, como el Parkinson o la esclerosis, caso contrario al Alzheimer, que es más difícil de atacar.

La UNAM para continuar con las investigaciones relacionadas con el cerebro, creó la licenciatura en Neurociencias, una carrera multidisciplinaria sin antecedentes en México, ni en América Latina.

Tendrá su sede en la Facultad de Medicina, contará con el apoyo de los institutos de Fisiología Celular y Neurobiología, y la asesoría de las Facultades de Ciencias (FC) y de Psicología (FP).

parkinson_contenido2

Distintos, los cerebros de hombres y mujeres

A su vez, Olga Rojas Ramos, de la FP, detalló las diferencias entre los cerebros de hombres y mujeres. El de los varones afirmó, tiene mayor volumen, pero no por ser de menor tamaño el de las mujeres, ellas son menos inteligentes o capaces. “Las diferencias parten del dimorfismo sexual, que se extendió a lo cognitivo”, expuso.

En ambos casos, la participación de las hormonas en el funcionamiento cerebral es relevante, y este órgano consume aproximadamente el 20 por ciento de la energía del organismo. “Es un órgano muy ‘costoso’, pero que nos trae grandes beneficios”, resaltó.

Ambos géneros tienen el mismo número de neuronas, pero las carreteras de la información son diferentes.

Ellas destacó, son más avanzadas en el lenguaje y en las emociones, pero requieren más sueño, mientras que los varones tienen más desarrollado el sistema de toma de decisiones y el sistema espacio-temporal, concluyó.

Fuente: DGCS, UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *