fbpx

Fundación UNAM

Vacunación infantil, responsabilidad de todos

De acuerdo con el Consejo Nacional de Vacunación, hasta 2013, la cobertura del esquema completo de vacunación en infantes de un año, fue de 85.30%, ubicando a nuestro país como referente a nivel América Latina, así lo reconoce el Doctor Mauricio Rodríguez Álvarez, profesor del Departamento de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Medicina de la UNAM.

“México tiene un esquema de vacunación muy completo. Prácticamente uno de los más completos del mundo. Tiene una estructura administrativa muy bien organizada para garantizar las vacunas y el 90-95% de las vacunas que se ponen en el país son vacunas que se ponen a través de instituciones públicas, sin costo directo para el usuario”.

vacunacionINFANTIL4

Una vacuna está compuesta por fragmentos de bacterias o virus, las cuales, al administrase de manera controlada ayudan al cuerpo a estimular sus defensas, y en caso de encontrarse con la enfermedad, pueda reconocerla.

“¿Por qué se vacuna en la infancia? Pues porque es cuando el individuo deja de estar protegido por la respuesta inmune que le confirió la madre a través de la placenta y durante todo el embarazo y, después a través de la leche materna. Esa respuesta inmune empieza a decaer y él empieza a estar en riesgo. No nos vamos a esperar a que tenga todas las enfermedades porque algunas lo podrían matar y si no a él, a los que están cerca”.

No obstante, y pese a que el buen funcionamiento de los programas de vacunación se ha traducido en la erradicación de enfermedades como la viruela o la polio de nuestro país, el investigador de la UNAM, destaca que la investigación en la materia debe ser constante.

vacunacionINFANTIL2

Rodríguez Álvarez, asegura que al hablar de vacunas no sólo se trata de la prevención de enfermedades, también de un asunto de responsabilidad social, y es que asegura, al no proteger a un menor, se abre la puerta a que muchos otros estén en riesgo. Debido a ello, puntualiza el especialista, deben participar tanto padres, como instituciones de salud y la academia.

“Ahora, tampoco es de úsenlas a ciegas. No. Tiene sus indicaciones y tienen su vigilancia y hay que tener responsabilidad cuando se aplican. No se vale que cuando ya te la aplican, ya te olvides y se acabó. Ganamos más si vacunamos a todos, que si dejamos de vacunar”.

Autor: Fundación UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *