fbpx

Fundación UNAM

La UNAM colabora en nuevo espacio científico internacional

La Universidad Nacional se encuentra en una nueva colaboración con Alemania, Cuba y México mediante el Centro Alemán-Latinoamericano de Investigación y Formación en Infección y Epidemiología, GLACIER, con el fin de investigar enfermedades infecciosas y futuras pandemias con un enfoque integral y desde la multidisciplina.

Bajo la dirección conjunta de la UNAM, el Instituto de Inmunología Médica de la Universidad Martin Luther de Halle-Wittenberg, el Instituto Leibniz de Bioquímica Vegetal, el Instituto de Virología del Hospital Universitario Charité de Berlín, la Universidad de la Habana, el GLACIER se encargará de formar a estudiantes de doctorado en todas las áreas asociadas a este campo de conocimiento.

Para poder facilitar el intercambio de conocimiento e información de la actual crisis sanitaria, será el Servicio Alemán de Intercambio Académico quien financiará el Centro de Salud GLACIER con 2.8 millones de euros por los próximos cinco años, mientras por parte de la UNAM, el Instituto de Ecología (IE) es la entidad responsable de la iniciativa, comentó la directora de dicha institución, Ana Elena Escalante Hernández.

Además del IE, también están colaborando los institutos de Ingeniería, Química y de Investigación en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas, así como la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, el Programa Universitario de Investigación en Salud y la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) Mérida.

El GLACIER iniciará sus actividades el próximo agosto, cuyo financiamiento será utilizado para reunir y fomentar en alumnos, académicos y profesores la creación de nuevos proyectos de investigación multidisciplinarios que permitan enfrentar de mejor manera la actual y futuras pandemias

La premisa del centro es “una salud” (“one health”), la cuan encierra un enfoque integral que busca la cooperación de diversas disciplinas.

“La salud tradicionalmente la entendemos como la humana, pero cada vez nos damos más cuenta que ésta depende del bienestar ambiental (animal, de los ecosistemas). La salud es un concepto transversal, por eso en este proyecto estamos viendo más allá de tratamientos para humanos; vamos a monitorear animales en la selva, calcular el riesgo que representa la deforestación y cómo los humanos perturbamos la naturaleza, lo que nos puede regresar en forma de pandemias”, detalló Escalante Hernández.

A través de GLACIER se consolidarán laboratorios de investigación y formación de posgrado en la UNAM y en la Universidad de la Habana; de esta forma, habrá un reforzamiento en la investigación y enseñanza mientras se crea un impacto en la sociedad y política con la cooperación de autoridades, organizaciones no gubernamentales y empresas biofarmacéuticas de Latinoamérica.

La sede de la UNAM se enfocará “en la formación doctoral con actividades de investigación transdisciplinaria para el monitoreo de enfermedades emergentes, innovación en fármacos antimicrobianos, análisis masivo de datos y creación de políticas basadas en evidencia científica, gracias al vínculo con instituciones públicas y privadas en materia de salud y producción farmacéutica”, detalló la directora del IE.

FUENTE: GACETA UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *