fbpx

Fundación UNAM

La vida, la muerte, el mestizaje y los cuatro elementos

Inspirado en los cuatro elementos; así como en la cosmovisión de Mesoamérica, en enero de 1954 el mural La vida, la muerte, el mestizaje y los cuatro elementos” vio por primera vez la luz, en lo que entonces era la Escuela de Medicina.

En esta obra del ilustrador y muralista mexicano Francisco Eppens Helguera, puede observarse una serpiente que muerde su cola y muy cerca, hay una calavera que devora una mazorca de maíz.

“Esta serpiente simboliza eternidad, discontinuidad y alude al ciclo de vida y muerte. De hecho esos elementos están en el centro del moral. El cráneo y la mazorca representan la muerte y la vida. Según un mito prehispánico maya, los primeros hombres fueron hechos con este grano de maíz y la mazorca se enraíza en el mismo cráneo porque nos recuerdan que son un ciclo eterno y continuo”, explica Rocío Ortiz, guía oficial en Ciudad Universitaria.

muralMEDICINAnvo

El mestizaje, está simbolizado en los tres rostros y las manos extendidas. La primera sostiene  una semilla germinando y representa a la madre indígena. En la otra, es el padre hispánico y sostiene el polen. El rostro central es el resultado del mestizaje.

Los cuatro elementos, están representados con la presencia de diferentes figuras. El agua mediante el dios Tláloc y discos de jade. El aire a través de mariposas, el águila y el zopilote. La tierra, al centro, simbolizada por los senos de la diosa Coatlicue. Finalmente, el fuego, es representado por las llamas de los soles mayas.

muralMEDICINA3

Esta obra fue realizada a petición del arquitecto Roberto Álvarez Espinosa, quien formó parte del proyecto de construcción de la actual Facultad de Medicina. Debido a su tamaño se pensó que podría resultar muy agresivo, especialmente si era visto a corta distancia. Por ello, se decidió que su composición fuera concéntrica. Es decir, los elementos mayores quedaron en el contorno, lo que redujo la escala de las figuras centrales.

Para concretar su diseño, se hicieron varias adecuaciones debido a la curvatura de la superficie del edificio donde seria montado. Fue integrado por pequeñas losas pre coladas de concreto, las cuales se anclaron al muro y para darle color, se utilizaron mosaicos de vidrio, incluso algunos platos de vidrio. De hecho, fueron atornillados, convirtiéndolo en un mural desmontable.

Durante 2014, la Máxima Casa de Estudios realizó trabajos de restauración en el mural La vida, la muerte, el mestizaje y los cuatro elementos”, a fin de conservar su belleza.

Fuente: DGCS, UNAM