fbpx

Fundación UNAM

Ciencia: clave para disminuir desastres naturales

La humanidad se encuentra en constante peligro, ya sea por situaciones propias de la naturaleza como sismos, sequías, inundaciones, huracanes; o bien por acontecimientos ocasionados por el propio ser humano de manera voluntaria o no, entre ellos explosiones, incendios, derrames de sustancias tóxicas en mares y ríos. A esto se agrega la actual pandemia.

Las experiencias en las que se han perdido vidas, causado daños al medio ambiente, que con frecuencia son severos, y pérdidas económicas; generaron la necesidad de establecer mecanismos, a nivel global, para estar en mejores condiciones, a fin de enfrentar las contingencias y, sobre todo, prevenirlas.

Con el fin de concienciar a los gobiernos y a la población de tomar medidas encaminadas a minimizar los riesgos, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas designó el 13 de octubre como el Día Internacional para la Reducción del Riesgo de Desastres.

Para 2020, de acuerdo con la Oficina de Naciones Unidas para la Reducción de Riesgo de Desastres (UNDRR), este día será dedicado a la buena gobernanza del riesgo de desastres, en el que miles de personas alrededor del mundo han fallecido y enfermado principalmente por la COVID-19.

Por ello, es necesario que las naciones tengan estrategias que consideren además de eventos naturales aquellas de riesgo sistémico generado por enfermedades zoonóticas, crisis climáticas y la degradación ambiental.

Según esta entidad, la COVID-19 y la emergencia climática advierten a la humanidad de la necesidad de contar con estrategias nacionales y locales que actúen en función de evidencia científica a favor del bien común, como acordaron los Estados Miembros de las Naciones Unidas en el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030.

Al respecto, incluyen tácticas multisectoriales que contengan políticas en áreas como códigos de construcción, salud pública, educación, protección del medio ambiente, y recursos energéticos e hídricos, entre otros más.

El trabajo en México ha ido desde muchas vertientes, donde la UNAM participá en paralelo con el gobierno para  obteenr una buena prevención a través de Protección Civil, el Instituto de Geografía de la UNAM, el Servicio Sismológico Nacional, entre otros.

Fuente: DGCS, UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *