fbpx

HACEMOS POSIBLE LO IMPOSIBLE

DONA AQUÍ

AYUDA A GUERRERO

Conoce las diferencias entre el cansancio normal y el burnout

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) han advertido que, se pierden cerca de 12,000 millones de días laborables al año, como consecuencia de la depresión y la fatiga por estrés mental, derivadas de las propias dinámicas de trabajo. 

De acuerdo con un análisis estadístico realizado por el Instituto Mexicano del Seguro Social, el 75% de los mexicanos ha sufrido fatiga por estrés mental. Se trata de un porcentaje que supera los niveles de países como Estados Unidos y Canadá.

Para los especialistas del IMSS, el estrés es una enfermedad contagiosa, principalmente cuando se observa o se está en contacto con otras personas con estrés, ya que esto puede llegar a aumentar los niveles de cortisol en el observador.

Al respecto, Ingrid Vargas Huicochea, investigadora del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina, UNAM afirmó que el síndrome de desgaste profesional tiene muchas características que se mezclan con los trastornos de ansiedad y depresión. 

Está directamente relacionado con el aspecto laboral; encontramos que mucho del malestar psicológico que se presenta tiene que ver con las circunstancias laborales, con la sobrecarga y con la frustración en el trabajo”.

La universitaria explicó que el síndrome de desgaste profesional tiene tres síntomas principales, siendo el primero el experimentar cansancio emocional que aumenta conforme pasan los días. 

En el segundo se presenta una sensación de despersonalización, mejor conocida como “piloto automático”, dónde, con el objetivo de evitar el malestar y la frustración, el individuo continúa sus actividades pero con un sentimiento de disociación.

Y el último es cuando el individuo comienza con el abandono de toda realización personal, bajando sus expectativas y no advirtiendo su crecimiento en el ámbito laboral.

Vale la pena acercarse a un profesional y explorar qué está pasando. Siempre damos la recomendación de que idealmente se tenga una primera valoración por parte del médico psiquiatra”.

Por su parte, María del Rocío Morales Solís, académica de la Escuela Nacional de Trabajo Social (ENTS) de la UNAM, cree que el combatir el síndrome de desgaste profesional es una complicada tarea, debido a que las y los mexicanos, no tienen una cercanía con sus emociones y salud mental, lo que dificulta el hacer frente a estas situaciones. 

Uno de los elementos clave es dominar la información de lo que es la inteligencia emocional y las técnicas del manejo de emociones…”

La académica enfatizó en el hecho de que deben implementarse procesos de enseñanza, aprendizaje y capacitación enfocados a la inteligencia emocional, ya que estas medidas pueden contribuir a reducir los casos de burnout y sus efectos entre la población.   

Fuente: Gaceta UNAM



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Cerrar
Browse Tags