fbpx

HACEMOS POSIBLE LO IMPOSIBLE

DONA AQUÍ

AYUDA A GUERRERO

¿El resurgimiento del sarampión en México?

Recientemente la Secretaría de Salud advirtió de una alerta epidemiológica tras cuatro casos de sarampión; lo que sugiere, de un caso que se presentó en México el pasado 14 de marzo.

Ante eso, el Dr. Mauricio Rodríguez Álvarez, profesor del Departamento de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Medicina, expresó que no hay motivos para entrar en pánico, esto porque los casos son importados.

El Dr. Rodríguez señaló la importancia de proteger a los más vulnerables, como menores de un año, aquellos infantes que no tengan un cuadro de vacunación completo y quienes tengan alguna enfermedad predisponente (inmunocompromiso), ello porque una persona con este virus puede contagiar hasta a 16 personas no vacunadas.

Rodríguez Álvarez recomienda a los padres revisar las cartillas de vacunación de los menores de 19 años y tener al día los esquemas que se describen; se puede acudir a los Centros de Salud en cualquier institución pública, donde actualmente se lleva a cabo una Campaña de Vacunación para completar los esquemas que estará disponible hasta finales de mayo.

“La primera dosis debe aplicarse al cumplir un año de edad y la segunda a los 18 meses o a los 6 años (dependiendo el año de nacimiento). Los adolescentes reciben un refuerzo entre los 10 y 19 años de edad”, explicó.

Si por alguna razón no se tiene constancia de haber sido vacunado contra el sarampión en la infancia, el Dr. Rodríguez indicó que es esencial recibir la vacuna doble viral o triple viral en la adolescencia o edad adulta.

“Este proceso puede extenderse un mes si no se ha recibido ninguna dosis anteriormente o, en caso de haber recibido una, solo se requerirá la dosis de refuerzo”, comentó.

Por otro lado, en caso de que se sospeche de un caso de sarampión, se deberá evitar asistir a lugares públicos y buscar atención médica; así como seguir las medidas de protección como el uso de cubrebocas al convivir con una persona que tenga alguna enfermedad respiratoria como catarro, influenza, COVID-19, tosferina, faringitis, sarampión, etc.

El universitario recomienda seguir las medidas de protección general como el uso de cubrebocas, la ventilación de los lugares cerrados e higiene.

“No existe un tratamiento específico contra este virus, en caso de contraer sarampión, deberemos dar manejo de la sintomatología para evitar la fiebre, los dolores de cabeza y garganta; vigilar la evolución de los pacientes y detectar signos de alarma a tiempo”, detalló.

Rodríguez Álvarez finalizó pidiendo a la población que no se alarme; ya que es poco frecuente que existan complicaciones o defunciones por el sarampión, sin embargo, hizo un llamado a la población a revisar sus cartillas de vacunación para evitar mayores daños, así como mantenerse informados a través de fuentes oficiales de las autoridades correspondientes.

Fuente: Gaceta UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Cerrar
Browse Tags