fbpx

HACEMOS POSIBLE LO IMPOSIBLE

DONA AQUÍ

AYUDA A GUERRERO

¿Qué pasa con los calcetines que pierdes?

El 9 de mayo se celebra el día de los calcetines perdidos, un momento para reflexionar sobre el impacto ambiental de la industria de la moda.

El 9 de mayo se celebra el día de los calcetines perdidos. ¿Alguna vez te has preguntado qué pasa con la ropa que desechas o pierdes? Esta fecha es un excelente momento para reflexionar al respecto.

La industria de la ropa está conformada por empresas que se dedican a la fabricación y elaboración de productos relacionados con la moda (manufactureras) y  las empresas que se dedican a la comercialización.

Según Gaceta UNAM, la industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo. Esta es responsable de hasta el 8% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero y produce más emisiones de carbono que todos los vuelos y envíos marítimos internacionales juntos.

Los problemas ambientales comienzan desde las materias primas necesarias para crear una prenda. Las fibras sintéticas como el poliéster se derivan de recursos no renovables como el petróleo, mientras que las fibras naturales como el algodón pueden contribuir a la deforestación.

Se estima que la industria consume alrededor de 215 billones de litros de agua al año y es responsable del 20% de su desperdicio total a nivel global. Para elaborar una camiseta de algodón se necesitan 2 mil 700 litros de agua dulce, esta es la cantidad que una persona bebe en dos años y medio, de igual forma, para producir un pantalón de mezclilla son necesarios 7 mil 500 litros.

Aunado a esta problemática, al lavar una carga de ropa de poliéster se pueden desprender hasta 700 mil fibras microplásticas, esto provoca que anualmente se acumulen más de medio millón de toneladas de ellos en el fondo de los océanos, lo que equivaldría a derramar tres millones de barriles de petróleo.

Finalmente, menos de la mitad de la ropa usada y desechada se recoge para ser reutilizada o reciclada, y sólo el 1% de los desechos textiles se recicla en ropa nueva. En cuanto al resto, debido al desborde de los vertederos, cada segundo se entierra o quema una cantidad de textiles equivalente a un camión de basura.

Por eso es importante reflexionar sobre los hábitos de consumo: reducir el consumo, reutilizar ropa y reciclar los residuos textiles que puedas producir. 

Si te preguntabas dónde estaba el calcetín que perdiste, ya tienes la respuesta. ¡Cuida tus calcetas!

A.M.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Cerrar
Browse Tags