fbpx

Fundación UNAM

Empatía: pieza clave en la recuperación del COVID-19

Con la finalidad de poder liberar las camas de los hospitales durante la pandemia, desde hace poco más de 8 meses está trabajando arduamente la Unidad Temporal COVID-19 del Centro Citibanamex, que hasta el momento ha atendido a más de 5 mil pacientes, entre los cuales se conocen historias de algunos que han logrado salir adelante, como es el caso de la señora Ana María, quien ingresó en diciembre del año pasado, pasó en aislamiento las fiestas decembrinas, pero logró ganarle la batalla a este mortal virus.

Ana María relata cómo el gran miedo e incertidumbre que sintió al ser alejada de su familia comenzó a transformarse en esperanza cuando conoció al doctor Emilio Scherer, quien mostró una gran empatía desde el momento que revisó por primera vez su expediente y notó que tenía el mismo nombre que su madre, hasta que pudo ser dada de alta. Fue entonces cuando ella supo que todo estaría bien.

Aunque fueron momentos muy difíciles para la paciente, agradece poder haber contado con su celular todo el tiempo, ya que de esta forma podía comunicarse con su familia. Además, reconoció el gran trato que tuvo por parte de todo el equipo médico –la mayoría de la UNAM, recuerda-, quienes no permitieron que todos los internados pasaran un mal rato en navidad, al contrario, celebraron con ellos, les regalaron gorros, calcetines y cubrebocas. Momentos que sin duda contrarrestaron la depresión de muchos por encontrarse en aquella situación.

Ante esto, el doctor Scherer, quien también es profesor en el Centro de Simulación de la Facultad de Medicina, mencionó lo importante que es cuidar el bienestar psicológico del paciente y la gran influencia que puede tener éste en su proceso de recuperación; un tema que del cual no se habla mucho y tampoco se enseña en las aulas, pero sí que se aprende cuando comienzas a tratar con los enfermos.  

El experto explicó que una de las principales causas de la saturación hospitalaria en estos momentos ha sido que las personas, más allá de no apegarse a las medidas sanitarias impuestas, toman a la ligera los síntomas del COVID-19, suponen que son gripas y cuando el escenario se complica y buscan atención médica, suele ser tarde o muy complejo. Por lo que sugiere tratar médicamente los síntomas desde el inicio para actuar a tiempo.

“La Unidad Temporal Citibanamex nace con la idea de canalizar a los contagiados desde que inician sus síntomas a fin de evitar complicaciones. Esto nos permite tratar a nuestros pacientes y darlos de alta lo más rápido posible, casi siempre cuando ya no necesitan oxígeno, pero si éste no fuera el caso y llegaran a requerirlo hemos empezado a apoyarlos para que tengan un concentrador en casa”, recalcó.

En estos momentos una de las mayores preocupaciones para el equipo médico es que desafortunadamente ni las mejores estrategias son suficientes gracias a lo que él llama el “error de diciembre”, un mes en el que las personas no tomaron en serio la situación y dejaron de tomar las medidas sanitarias, razón por la cual estamos en días críticos en los que no hay capacidad hospitalaria para tratar y contener al gran número de contagiados.

Aunque las más de 600 camas que hoy alberga el Centro Citibanamex están en su mayoría ocupadas, saturando ya también este espacio de atención médica, adentro no se pierde el ánimo. Cada día, a partir de las 9 de la mañana –recuerda Ana María- se oyen una o varias campanadas para avisar que alguien puede volver a su casa (tradición adoptada de los pabellones oncológicos), llenando así los corazones de los enfermos de esperanza. Demostrando así que es posible ganar la batalla contra el COVID-19.

Para el doctor Scherer, su estancia en esta Unidad Temporal ha sido muy significativa y llena de aprendizajes.

 “En 2018, durante mi internado, tenía a mi madre enferma y muchos problemas familiares y, por lo mismo, se me dificultaba mucho tratar con los pacientes. Los residentes de aquella época me ayudaron mucho, pero aún no estaba del todo convencido de si eso era para mí. Estar aquí me ha enseñado que dedicarse a los otros y preocuparse por los demás es muy importante, y también me mostró que esto es lo mío”.

Sin duda el trabajo que ha realizado todo el equipo médico es de admirarse; su sacrificio, empatía y dedicación han logrado sacar adelante a miles de pacientes que hoy pueden estar en sus casas con sus seres amados, por lo que se sigue instando al resto de la población a que se cuiden y mantengan las medidas sanitarias, ya que es la única forma en la que se pueden evitar los contagios.

FUENTE: UNAM GLOBAL

One thought

  1. Noble labor de los centros médicos de nuestra nación. Son ejemplo de dedicación y compromiso con los otros. Mi reconocimiento desde lo más profundo de mi corazón. 💛💙

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *