fbpx

Fundación UNAM

¡En mi trabajo me acosan!

Para muchos el lugar de trabajo es el sitio más importante después de su casa. En él buscan crecer para lograr una mejor calidad de vida. Pero también es el espacio que mayor estrés puede causarle a una persona; sobre todo cuando el ambiente laboral no es sano y se enfrenta a malos tratos. Esto se conoce como acoso laboral, y además de causar baja productividad en el trabajador le genera problemas de salud.

El mobbing o violencia laboral está relacionado con conductas de hostigamiento, acoso o malos tratos en contra de un trabajador en específico, mismos que pueden dañarlo en su integridad o salud.

Mobbing 2

También incluye una serie de prácticas que, de manera individual o grupal, se ejercen sobre un colaborador con el propósito de agotarlo mentalmente e inclusive llevarlo a la renuncia.

La doctora Erika Villavicencio Ayub, de la Facultad de Medicina de la UNAM, explicó que el mobbing es un tipo de conducta que provoca estrés en las personas que lo reciben, que los lleva al ausentismo e inclusive a renunciar por no aguantar la situación.

Identifica si hay mobbing en tu trabajo

El desarrollo de la violencia laboral se puede detectar en cinco fases. La primera es cuando el “acosador” analiza el terreno y comienza a definir a su víctima; en este momento lo importante es que el “acosado potencial” ponga los límites necesarios, que la empresa lo detecte y actúe en consecuencia. Si esto no ocurre se pasa a la segunda etapa que es la de conflicto donde no detener los actos de acoso provocará diversos problemas.

Mobbing 3

La tercera fase es la de acoso laboral, en la cual el agresor muestra actitudes sistemáticas contra la víctima, quien empieza a tener consecuencias en diversas áreas de su vida y salud.

La cuarta etapa es la de intervención en la cual la empresa puede optar por una resolución positiva, al aplicar políticas y solventar el problema, o bien, una negativa cuando la compañía no sabe qué hacer y no toma cartas en el asunto.

Por último, se encuentra la fase de marginación donde la empresa permite que la problemática avance y se propicie que los afectados renuncien y cambien de trabajo.

Qué hacer si eres víctima de mobbing o testigo de esta práctica

Al respecto Villavicencio explicó que las empresas mexicanas deben poner atención en conformar áreas internas de recursos humanos con gestión estratégica, dotarse de consultores especializados en salud ocupacional y con ello promover entornos armónicos.

La atención de la salud mental es una de las prioridades para el país. Si tú has pensado alguna solución práctica basada en ciencia y tecnología para un problema de nuestra vida cotidiana concursa en Vive con Ciencia. Infórmate en www.agendaciudadana.com.mx

Mobbing 4

¿Acoso en el trabajo?

Agresiones laborales

Conductas propias del mobbing son excluir a la víctima del resto del equipo, no valorar su esfuerzo, ridiculizarlo por su trabajo, insultarlo o etiquetarlo como “el mal trabajador”.

Prevenir conductas de riesgo

El Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo busca prevenir y atender los factores de riesgo psicosocial que afecten al trabajador, incluyendo la violencia laboral.

Tipos de mobbing

Existe el acoso laboral ascendente o de subordinados a jefe; el horizontal que se da entre pares; el mixto en el que intervienen jefes y otros miembros; y el descendente de jefe a subordinados.

Entornos laborales armónicos y de respeto. Es necesario que la empresa los fomente

Algunas empresas aún no ponen atención a su entorno organizacional, el cual es un eje prioritario no sólo para el crecimiento interno y logro de objetivos, sino también para el cumplimiento legal, puntualizó la doctora Villavicencio Ayub.

De tal forma que se debe empezar con el desarrollo de las políticas y códigos de conducta internos que enfaticen el respeto y el diálogo entre colaboradores, con el fin de lograr una solución de los conflictos que se presenten y en donde no se premien conductas como la violencia laboral u otras que afecten la integridad y salud de los trabajadores.

“Es urgente reducir la burocratización empresarial, desterrar los sentimientos de superioridad entre jerarquías y atender todos y cada uno de los casos denunciados. Todo esto con el objetivo de fomentar la cultura de la denuncia con un proceso de atención debidamente establecido”, explicó.

También re recomendamos: Enfermedades de oficina y cómo prevenirla

Autor: Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM