fbpx

Fundación UNAM

Impacto de meteorito en Yucatán provocó más que la extinción de dinosaurios

Además de causar la extinción de los dinosaurios, el impacto del meteorito en Chicxulub, Yucatán, tuvo repercusiones en las rocas de la Tierra a tal grado que incluso las más duras se comportaron como fluidos, así lo reportan hallazgos recientes.

De acuerdo con Ligia Pérez Cruz, investigadora del Instituto de Geofísica de la UNAM, el evento liberó la energía equivalente a varios millones de bombas atómicas, lo que provocó vibraciones sonoras que fragmentaron pequeñísimas partículas de roca, propiciando que se convirtieran en fluido.

“Es como cuando se ponen granitos de arena en una bocina y al aumentar el volumen vibran; si se reduce el volumen, vibran menos. En Chicxulub hubo una onda de choque con una mayor frecuencia, que provocó la fluidización”, explicó Pérez Cruz.

meteorito_contenido1

Para llegar a este resultado, los investigadores que estudian el cráter de Chicxulub tuvieron que extraer núcleos de roca en su parte marina, que se encuentran entre 700 a 1,300 metros de profundidad.

La hipótesis del grupo de investigadores es que la fluidización provocada por la acústica, ocurrió en las partículas más pequeñas. La evidencia de esta teoría son los minerales que se encuentran en las rocas.

El estudio que permitió este hallazgo se llevó a cabo en 2013 a bordo del buque Justo Sierra de la UNAM.

Fuente: Dirección General de Comunicación Social, UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *