fbpx

Fundación UNAM

Desarrolla la UNAM tecnología contra el Parkinson

Se estima que en el mundo, al menos el 3% de la población mayor de 65 años padece Parkinson, convirtiendo a este mal en uno de las condiciones neurodegenerativas más frecuentes.

Con la intención de mejorar la calidad de vida a quienes viven con esta enfermedad, un equipo de investigadores de la UNAM trabaja en la creación de un microimplante que, incluso podría ayudar en su recuperación.

Patricia Vergara, académica de la Facultad de Medicina y cabeza de este grupo, explica que el dispositivo ha mostrado gran eficacia en su fase de prueba.

“Primero inducimos Parkinson en ratas y ya que están enfermas, y que nos consta que tiene alteraciones motoras, le ponemos el implante y evaluamos nuevamente la conducta de la rata. Nos dimos cuenta que casi inmediatamente, al despertar de la anestesia, ya podía caminar, moverse y comer. Eso fue sorprendente”.

UNAM Parkinson 2

El Parkinson es un trastorno que afecta al movimiento del cuerpo y que ocurre cuando las células nerviosas o neuronas dejan de producir dopamina, un neurotransmisor presente en el cerebro y el sistema nervioso central.

Justo esta sustancia, es la parte más importante del microimplante y la investigación de los universitarios, debido a que se trata de una molécula que se oxida fácilmente, por lo que el reto era lograr estabilizarla. Para ello, contaron con la ayuda de con la Doctora Guadalupe Valverde, investigadora del Instituto Politécnico Nacional, con quien trabajaron en un método de encapsulamiento que permitiera la preservación de la dopamina por prolongados periodos de tiempo.

“Hizo experimentos en los cuales se siguió el proceso de oxidación de la dopamina. Primero lográbamos evitar que se oxidara por una hora, después durante una semana, durante un mes. Actualmente ya logramos evitara que se oxide la dopamina por dos mil horas”, explicó la investigadora de la UNAM.

UNAM Parkinson 3

Para el equipo de investigación, la expectativa es que la dopamina pueda mantenerse en el cuerpo por periodos de entre 5 y 10 años.

“Un paso muy importante es aplicar este modelo y hacer el estudio en micro diálisis, porque lo único que nos falta en el modelo animal es medir la cantidad de dopamina que se libera para pasar a otra especie más evolucionada, en este caso un mono”.

Puntualizó que las posibilidades de que este modelo no funcione son remotas, por lo que esperan que el resultado igual de favorable en los monos como ocurrió con las ratas.

Para la Doctora Patricia Vergara, el éxito de este implante representaría la posibilidad de que miles de personas con Parkinson, no sólo mejoren su calidad de vida, también su economía. Y es que hay tratamientos llegan a tener un costo de 850 mil pesos.

UNAM Parkinson 4

“Para el sector salud este es un problema económico y no todos los pacientes son candidatos para el implante de estimuladores y aun teniéndolo, necesitan seguir consumiendo medicamentos. Es un tratamiento invasivo que no garantiza nada. Con respecto a nuestro implante, sería menos invasivo y en el aspecto económico, saldría entre 500 y mil pesos”, resalto la investigadora.

Sin embargo, para comenzar la fase de pruebas en monos, el equipo requiere de recursos que les permitan continuar con la investigación, mismos que se encuentran consiguiendo.

“En el Instituto de Neurología saben de nuestro trabajo y dicen que ojalá pronto este ya aceptado porque hay cientos de pacientes, por no decir miles, que lo están esperando y que incluso nos escriben de todas partes del mundo”.

Autor: Fundación UNAM

2 thoughts

  1. ME LLAMO NICOLAS PINZON VITINIO, ME DIAGNOSTICARON PARKINSON DESDE HACE 5 AÑOS, ESTOY EN TRATAMIENTO CON MEDICAMENTOS, TENGO LA INFORMACION QUE LLEGARA UN MOMENTO QUE YA NO ME HAGA EFECTO LA MEDICINA, O EN EL PEOR DE LOS CASOS, RESULTEN EFECTOS SECUNDARIOS NEGATIVOS PARA MI SALUD POR CONSUMIR ESOS MEDICAMENTOS POR MUCHO TIEMPO. OJALA QUE EN CORTO TIEMPO PUEDA RECIBIR EL BENEFICIO DE IMPLANTE, COMO EL QUE ESTÁ EN ESTUDIO.
    AGRADECERÉ CUALQUIER INFORMACIÓN QUE ME AYUDE A CONTROLAR EL PARKINSON.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *