fbpx

Fundación UNAM

Inaugura UNAM el Edificio Mario Molina

A fin de modernizar a la Facultad de Química, la Universidad Nacional Autónoma de México, inauguró el Edificio Mario Molina, un espacio que servirá como centro de investigación y vinculación académica.

Nombrada en honor al Premio Nobel de Química 1995, la construcción está ubicada en el Circuito Mario de la Cueva en Ciudad Universitaria y cuenta con cuatro niveles, donde se alojan 20 laboratorios especializados, cubículos y salones de clase.

“Todo esto estaba en el edificio B de la Facultad de Química. Era un espacio ya viejo, con espacios muy pequeños, muy cerrados, y de alguna manera, inseguros. Y ésta unidad, de alta energía, no tenía suficiente aporte energético en el otro edificio. Aquí la tiene de sobra”, explicó Jorge Vázquez Ramos, director de la Facultad de Química de la UNAM.

Edificio Molina 2

El Edificio Mario Molina tuvo una inversión de 93 millones de pesos, mientras que el equipo de laboratorio está valuado en más de 200 millones de pesos. Asimismo, estas instalaciones permitirán la expansión de servicios académicos, tales como seminarios y diplomados, que ofrece la Facultad de Química.

“Son todo ese tipo de servicios que la Facultad tiene de vinculación con el exterior, están ya localizados en este edificio. El contacto con egresados, también está aquí. Todo es para dar servicio al exterior”.

Vázquez Ramos destacó que el inmueble cuenta con iluminación LED, lo que permitirá el ahorro de recursos. Incluso, se aprovechó la orientación para aminorar la radiación solar y evitar así el sobrecalentamiento.

Autor: Fundación UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *