fbpx

Fundación UNAM

142 años de la Academia Mexicana de la Lengua

El estudio del español, su descripción, controlar sus irregularidades, así como generar herramientas, tales como diccionarios o manuales; son parte de las funciones de la Academia Mexicana de la Lengua (AML), institución que llega a su aniversario número 142.

Concepción Company, investigadora emérita del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM, detalla que la AML es la tercera más antigua de América Latina, además de formar parte de las 22 academias de la lengua española del mundo, agrupadas por la Asociación de Academias de la Lengua Española creada en 1956.

Resalta que una de las labores más importantes de esta Academia son las consultas sobre el uso correcto de la lengua y aclara que más que reglas, lo que dicta esta institución son recomendaciones.

“Se prefiere tal forma o es deseable usar una construcción y no otra. Una pregunta recurrente es: ¿cómo se dice, haya o haiga? A lo que se responde, ambas son correctas, pero si se dice haiga en condiciones urbanas, probablemente va a quedar marcado. En cambio sí se dice en un ambiente rural, no pasa nada”.

lengua_contenido1

Concepción Company explica que esto se debe, entre otros motivos, a que lo que debe regir el lenguaje, es su uso. Señala que contrario a lo que se cree, la Real Academia Española no rige los usos de la lengua en nuestro país, en realidad, esta es una labor de las academias locales.

Estas, a través de la Asociación de Academias de la Lengua Española, trabajan en conjunto y realizan funciones esenciales como la descripción de la lengua que se habla en cada país, sus diferencias y similitudes con el español en general. También, crean herramientas de consulta general como el Diccionario de la Lengua Española y los diccionarios identitarios, como el de Mexicanismos.

Company destaca la labor realizada por los miembros indigenistas al interior de la AML para la preservación del patrimonio intangible que representan las 67 familias lingüísticas originarias de México, mismas que dan origen a casi 300 lenguas distintas.

lengua_contenido2

Asimismo, menciona que una de las funciones sociales primordiales de la AML es la adecuada aplicación de la lengua, dependiendo del contexto del hablante.

“Si yo llego a una entrevista de trabajo y digo: quihubo, ¿cómo estas, qué pasó mi buen?, el señor que me hace la entrevista no me daría el trabajo porque no estoy usando el código adecuado para la situación comunicativa adecuada”.

En este sentido, afirma Company, el juego de la lengua es único, pero tiene subjuegos y hay que saber en qué situaciones usarlos.

Fuente: Dirección General de Comunicación Social, UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *