fbpx

HACEMOS POSIBLE LO IMPOSIBLE

DONA AQUÍ

AYUDA A GUERRERO

Ajolote Mexicano: De seres divinos a estar en peligro de desaparecer

Desde 2018 se decretó el 1 de febrero como Día Nacional del Ajolote Mexicano, esto debido a la importancia que tiene en el ecosistema, además de tratarse de una especia endémica y que forma parte de la cultura mexicana. La declaración fue hecha por el Senado de la República con base a un artículo publicado en la revista Nature en el cual se describe que esta especie tiene 32 mil millones de pares de bases de ADN, lo que lo convirtió en el genoma más grande que ha sido secuenciado en la historia.

La leyenda cuenta que el hermano gemelo de Quetzalcóatl, Xólotl, al enterarse que iba a ser sacrificado huyó y se escondió en los canales de Xochimilco, cambiando su forma a la de un ajolote. Aún así, fue encontrado y ofrecido como tributo. Después de este incidente, los mexicas veneraron a este anfibio y le pusieron el nombre de axolotl, que en náhuatl significa “monstruo de agua”.

Siglos después, esta criatura divina a está en peligro de desaparecer. Oriundos de las aguas de Xochimilco, la contaminación, la introducción de especies extranjeras como las carpas y el cambio de uso de suelo de las chinampas han ocasionado que esté considerado como una especie en peligro crítico de extinción, con una población salvaje menor a mil ejemplares, según un análisis de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Existen varios esfuerzos por conservar a este animal endémico de México, uno de ellos está organizado por el biólogo Luis Zambrano, quien se desempeña como titular del Laboratorio de Restauración Ecológica de la UNAM, que tiene por nombre AdoptAxolotl.

Este proyecto tiene como atractivo “sacar a cenar” o “tunear la casa” de un ajolote, en donde a través de donaciones desde $200 pesos se puede mantener el estudio de esta especie con el fin de preservarla.

Otro académico que se ha interesado en la investigación del ajolote con fines médicos es el biólogo Jesus Chimal Monroy, que ha dedicado su investigación a tratar de comprender cómo actúa el organismo del ajolote en el proceso de regeneración, pues se sabe que este anfibio tiene la capacidad de regenerar partes de su cuerpo.

Chimal Monroy, quien realiza sus investigaciones en el laboratorio de Morfogénesis y Regeneración del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM, ha llevado a cabo varios estudios con respecto al ajolote y su regeneración de tejidos, destacándo la reposición de extremidades y de partes del cerebro. Esto con la finalidad de que en un futuro pueda aplicarse al ser humano.

Fuentes:

IUCN Red List. Axolotl. Disponible en: https://www.iucnredlist.org/es/species/1095/53947343#population

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Cerrar
Browse Tags