fbpx

Fundación UNAM

Niños podrían fortalecerse durante la pandemia

La ansiedad y el duelo son hoy los principales motivos por los que los niños llegan a los centros de atención de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM en busca de ayuda, todo gracias a la emergencia sanitaria que estamos viviendo, comentó Salvador Chavarría Luna, supervisor en la Especialización en Intervención Clínica en Niños y Adolescentes, por ocasión del Día del Niño.

Chavarría Luna, junto a las académicas Beatriz Macouzet Menéndez y María Teresa Monjarás Rodríguez, compartieron sus conocimientos sobre el tema y coincidieron que algunos de los menores afectados podrán fortalecerse en esta pandemia si cuentan con un clima familiar favorable, capacidad intelectual y autoestima.

“Hay que resaltar, además, tres factores involucrados en el desarrollo de la resiliencia en los menores: los atributos propios del niño; los aspectos de su familia; y las características de su contexto social. Es debido a éstos que es complejo hablar de habilidades generales que los niños podrían estar adquiriendo”, comentó Monjarás Rodríguez.

Estos momentos pueden ayudar para que los niños asimilen y se adapten más fácilmente a las situaciones de crisis, siempre y cuando pueden observar la empatía en sus padres ante las circunstancias.

Además, recalcó, los menores pueden beneficiarse en cuanto a la creatividad y sus habilidades, ya que la necesidad los ha llevado a buscar nuevas formas de entretenerse, trabajar en equipo con sus familiares, han aprendido a valorar más a los que lo rodean, están adquiriendo paciencia, y en muchos casos han podido experimentar emociones y sentimientos positivos durante el encierro por el simple hecho de estar cerca de sus familiares.

“Me gusta más salir a lugares, pero protegerme. Me conecto en línea a las clases en mi iPad, y ahora aprendí a convivir más con mis mascotas, a cuidarme de todo también, a ser responsable, y no sé qué más; bueno, sí, también debo de ser más cuidadoso con las cosas, no tocar nada y cuidar a los animales y a la naturaleza”, comentó Ian Morones Santana, un pequeño de ocho años de edad.

Chavarría Luna y Macouzet Menéndez consideran que los papás deben mantenerse informados y tranquilos ante la situación para poder preguntar y escuchar más a los niños y adolescentes que están en casa, ya que de esta manera pueden darles respuestas certeras ayudarlos con la ansiedad que se presenta por el confinamiento.

“Bajar la ansiedad de un niño o niña no se logra diciendo que no pasa nada, sino dando respuesta a su pregunta, indagar qué necesita, cuáles son sus dudas y ayudándoles en el desarrollo de sus habilidades sociales”.

La falta de interacción, la incertidumbre, la exposición a la violencia en el hogar y la pérdida o modificación de las rutinas, son algunos factores que han afectado a la salud mental de los niños y adolescentes durante este encierro, por lo que Macouzet Menéndez señala la importancia de tener horarios establecidos para ciertas actividades, que a su vez podrán proporcionar a los menores seguridad y libertad.

De los hogares en México, según la Encuesta de Seguimiento de los Efectos del COVID-19 en el Bienestar de las Niñas, Niños y Adolescentes (#ENCOVID19Infancia), el 35.7% han reportado síntomas de ansiedad severa y en el 32.3% uno o más integrantes de la familia perdieron sus fuentes de ingreso.

Datos que pueden afectar de distinta forma el contexto de los infantes, desde su alimentación hasta su sueño, provocando así cambios de humor, de comportamiento, tristeza, depresión, irritabilidad, preocupación y depresión.

La especialista comentó que tanto los padres como los maestros están enfrentando un gran reto, ya que a pesar de que se han brindado espacios virtuales para continuar con las actividades, muchos menores no tienen el acceso a ellos, por lo que los procesos de socialización se ven afectados. Un aspecto al cual hay que darle importancia para disminuir el daño a la salud mental.

FUENTE: DGCS UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *